Turismo Baza. Oficina de Turismo. Baza - Granada. Nº: OT/GR/00025

Vaya al Contenido

Menu Principal

Baños Arabes

Turismo > Que Ver? > Baza
 

BAÑOS ÁRABES DE MARZUELA

  
 Se sabe que existieron hasta tres baños árabes: estos de Santiago, otros en las inmediaciones de la mezquita aljama, posiblemente en la calle Alhóndiga, y los del barrio de San Juan, construidos ya en época cristiana. Tanto los de Santiago como los de San Juan son citados por el abad Navarro a finales del siglo XVIII. Los baños árabes de  Santiago o de Marzuela, nombre del arrabal musulmán al que daban servicio, pertenecían al último caudillo de Baza, Muhammad ibn Hassán, quien las vendió antes de exiliarse a África a su antiguo cautivo, Gonzalo de Quirós. La concentración forzada de los musulmanes bastetanos en la morería del barrio de San Juan provocó que dejaran de funcionar hacia 1517, cuando su dueño vendió el edificio y trasladó sus calderas y losas al nuevo establecimiento termal que abrió al año siguiente en aquel arrabal.
    En centurias siguientes el baño de Santiago fue utilizado como almacén, cuadra, bodega y leñera, hasta ser declarado monumento histórico-artístico en marzo de 1975. Tras diferentes intervenciones de restauración y consolidación, recientes estudios han venido a deshacer otro de sus mitos, el de su datación. Para Gómez Moreno sería del siglo XI o de fecha anterior. Los arqueólogos M. Bertránd, Mª A. Pérez Cruz y L. Sánchez Quirante, tras excavar el baño y sus aledaños, han realizado un exhaustivo estudio de materiales y de la planta del edificio, acotando su origen a finales del siglo XIII, en época nazarí.
    Los baños árabes derivan de las termas romanas y como éstas son baños de vapor. Era un baño público y se conserva en muy buenas condiciones debido a sus gruesos muros de hormigón enfoscados interiormente con mortero de cal, así como todas las dependencias: lo clientes accedían por el al-bayt al maslaj o zona del vestíbulo y guardarropa, excavada recientemente, situada al noroeste, en la calle Acequita. Aquí los clientes ( hombres por la mañana y mujeres por la tarde) pagaban y recibían del bañero los gruesos zuecos de madera con los que evitaban quemarse en el ardiente suelo.
     Desde allí se pasaba a la sala fría o bayt al-barid, cubierta por bóveda de cañón de ladrillo. Intencionadamente escorado respecto de la puerta de acceso, para evitar miradas indiscretas, se encuentra el vano que de paso a la estancia más grande: el bayt al-wastani, la sala intermedia o templada. Se trata de un espacio rectangular que cuenta con una zona central, cubierta por una bóveda esquifada, separada de la galería perimetral por una arquería de ladrillo, sostenida por pilares y por columnillas de arenisca con toscos capiteles de diversa factura en las zonas intermedias. La zona perimetral se cubre con bóvedas de cañón excepto en las esquinas donde hay bóvedas baídas. En esta dependencia los bañistas pasaban la mayor parte del tiempo, recibían friegas y masajes y circulaban alternativamente hacia las salas fría y caliente.
    La sala caliente o bayt al-sajun, cuenta con un suelo hueco sostenido por pilares de ladrillo por donde se filtraba el vapor creando un ambiente semejante a de una sauna. Se pueden apreciar aún en sus paredes las chimeneas de salida de los humos, por lo demás es similar a la sala fría (bóvedas de cañón, alcobas, posible pila…) Junto a la sala caliente, aunque a un nivel inferior, se conservan los restos de la última dependencia: el horno, o al-farun, una nave alargada donde se calentaba el agua en una gran caldera de cobre.
    Todas las estancias del baño cuentan en sus techos con lucernas o claraboyas, compuestas por bloques de arenisca de diversas formas (estrellas, lóbulos), en origen estaban rodeadas por un muro perimetral que evitaba el acceso a las cubiertas desde el exterior.
    Los baños de Baza fueron adquiridos por la consejería de Cultura, y a partir de 1999 se procedió al derribo de las construcciones superiores y colaterales y a la realización de varias campañas de excavación para su posterior puesta en valor y apertura al público.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal